DESCUENTOS ESPECIALES POR CAMBIO DE MUEBLES DE EXPOSICIÓN

HORARIO DE VERANO

LUNES-VIERNES: MAÑANAS 10:00-13:30 TARDES : 16:30-20:00

SÁBADOS : 10:30-14:00 — TARDES CERRADO ABRIMOS BAJO CITA PREVIA

Novedades del blog

Noticias, novedades del sector, proyectos realizados...

El sector exhibe una buena salud en una concurrida Feria del Mueble de Nájera

visitantes--575x323Una de las grandes citas marcadas en rojo en el calendario de la industria riojana, la Feria del Mueble de Nájera, baja hoy la persiana hasta el próximo año. Y lo hace con un buen sabor de boca, ya que la respuesta del público ha sido encomiable en los siete días -del 19 al 20 de marzo y del día 24 hasta hoy- que ha permanecido abierta en el pabellón multiusos de la localidad. De hecho, a NájeraDecor le han sobrado dos jornadas para alcanzar la marca obtenida en su pasada edición, ya que «la afluencia de gente ya había superado el sábado las 20.000 personas del año pasado», aseguraba ayer a EL CORREO Sergio Díez, presidente de la asociación El Mueble de Nájera. En términos cualitativos, Díez se mostró «muy satisfecho», ya que «la feria se ve más completa, más llena y la percepción de la gente es que está más bonita que en ediciones anteriores». Todo un balón de oxígeno para un sector azotado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, ya que «la feria es, por encima de todo, un gran escaparate; se cierran algunas operaciones, pero el comprador siempre necesita un tiempo para pensárselo, porque la del mueble no es una compra impulsiva», reconocía el representante del sector mobiliario. Muchos pueden ser los factores que expliquen por qué ha aumentado el número de asistentes a un evento de este tipo, si bien buena parte de ellos coincidan en la mejor salud de los bolsillos riojanos que en los peores años de la crisis económica. Eso sí, el presidente de la asociación El Mueble matiza que «es mucho decir que ya hayamos salido de ella; todavía estamos en un momento complicado, no tanto como hace un año o dos, pero aún nos queda camino por recorrer para salir de ella». LAS CIFRAS 20.000 personas pasearon por las instalaciones de la feria hasta la noche del sábado, por lo que sus organizadores confían en obtener un registro histórico de visitantes en esta XXII edición 24 empresas participan en la feria con sus respectivos expositores También han contribuido a llenar los pasillos del pabellón Ciudad de Nájera las diferentes iniciativas impulsadas por la organización, como el sorteo diario de 500 euros a canjear en productos de los 24 expositores o la puesta en marcha de la ruta de pinchos por establecimientos de la localidad ‘Virutas de sabor’. En cuanto a las inquietudes de los compradores potenciales, Sergio Díez detalla que este año ha marcado tendencia «el mueble moderno no lineal. Se ven combinaciones de madera con laca y está ‘pegando fuerte’ el roble, cuando años atrás era la de nogal la madera más solicitada». La llegada de Ikea a Pamplona genera recelos entre el mueble riojano No son pocas las voces de alarma que apuntan que en un futuro no demasiado lejano el comercio tradicional se habrá extinguido definitivamente en favor de las grandes firmas y los franquiciados. En el sector del mueble, todos los ojos apuntan a Ikea. El gigante sueco -que ya contaba con presencia en Bilbao y Zaragoza- ha abierto recientemente un punto de entrega en Pamplona, donde planea abrir una gran superficie a corto o medio plazo. Sergio Díez trata de tranquilizar al sector subrayando que «todo te condiciona, pero la gente que viene a Nájera a comprar muebles no es ese tipo de público». «Quien viene busca un producto de calidad, un asesoramiento en condiciones, tiene un proyecto de decoración y quiere un servicio posventa que en Ikea no existe», añade. Sin embargo, el resto de comerciantes se muestra algo más receloso respecto a la expansión del rey del mueble ‘automontable’. «Nos va a hundir; las grandes superficies nos hacen mucho daño a las empresas pequeñas», explica Alfredo Vargas, quien asegura que «el cliente percibe el plus de cercanía y calidad que le ofrecemos, pero la gente joven ahorra dinero montando ellos mismos los muebles y ahí no podemos hacer nada más». «Es un producto completamente diferente al nuestro, pero es evidente que cuanta más competencia hay nos acaba tocando un poco a todo el mundo», agrega Carmen Tuesta, mientras que Amador Ruiz Montalvo se suma a la tendencia de que «la competencia es siempre mala». Sin embargo, el propietario de PRC Muebles Rústicos también se aferra a que «nosotros trabajamos un plus de calidad que Ikea no tiene» y, desde su veteranía, explica que «si cada uno sabe lo que tiene que vender y actúa con profesionalidad la competencia no tiene que asustarle, por muy grande que sea». Eso sí, en lo que coinciden los comerciantes del mueble es en agraciarse de que La Rioja sea una especie de Galia que aún no ha sabido conquistar el gigante sueco. La feria sirve, además, para que el consumidor conozca de primera mano alguna de las novedades más impactantes del sector, como sofás inteligentes en los que se puede cargar el móvil y controlar prácticamente cualquier aparato electrónico o sillones de masajes que parecen más propios de la clase ‘business’ de una aerolínea que del salón de un hogar.   En la actualidad nadie duda que la industria del mueble es el verdadero corazón económico de Nájera. Quinientas familias dependen directamente de la producción y venta de mobiliario y el número de empleos indirectos es aún más notable. La depresión económica, sin embargo, ha dejado un saldo menos abultado que en otros ámbitos: «Prácticamente seguimos abiertas el mismo número de tiendas que antes de iniciar la crisis. Ha habido algún cierre importante pero más o menos estamos aguantando todos», subraya Díez, que reconoce que «se ha notado en el empleo, porque las empresas han tenido que ajustar el personal para ajustar los costes. Esperemos que esto empiece a remontar a partir de ahora y nos vayamos recuperando poco a poco». Curiosamente, la crisis no le ha venido tan mal a alguno de los productores de muebles najerinos, ya que Díez asegura que «las empresas exportadoras, lejos de notarla, han aumentado incluso sus plantillas». Por el momento, al margen de los indicadores macroeconómicos, los componentes del sector entienden que «más que mejorar, la situación se ha estabilizado». «Entendemos que el nuestro no es un sector de primera necesidad y que hasta que la economía no está bien no vamos a repuntar, pero no nos queda otra que ser optimistas», admite el presidente de la asociación El Mueble de Nájera. Fuente : www.elcorreo.com

Deja un comentario